Una semana de ocultismo en letras, imágenes y sonido, 29.5.17

 

Una compilación de material que voy encontrando a lo largo de la semana que me llama la atención, me interesa o con el que me peleo y que encuentro relacionado al menos transversalmente con esta página.

 

“(…)

Salió bastante bien. Pero estoy muy seguro de que la mayor parte de la audiencia no entendió por qué les pregunté lo siguiente:

• ¿Cómo vas a casa? ¿Dónde están tus llaves?
• ¿Qué haces cuando la policía te dice que te pares?
• ¿Qué tipo de cosas te resulta un problema contarle a tu nueva pareja afectiva?
• ¿Qué estrategias sigues para evitar los servicios públicos de salud mental?
• Sin mirar ¿cuántos accesos hay desde aquí a los ascensores y cómo de rápido puedes alcanzarlos encontrándote el mínimo de gente posible?
• ¿Cuántos tampones has preparado para esta semana?

Cada una de estas preguntas representa una categoría de conocimientos desarrollado a partir de la experiencia fenomenológica vital de miembros de un grupo de personas.

Así que su propósito es que te preguntes qué se debería dar en tu vida no para tener que preguntarte sobre estas cosas, sino para que sean comportamientos y reflexiones automáticos y experiencias con las que constantemente te enfrentas.

(…)

Recuerda: 1) Los sesgos en nuestras bases de datos importan. 2) Si no nos preocupamos por recordar el punto 1 básicamente vamos a programar basura racista, sexista, capacitista, clasista y parcial de más maneras como parámetro de inicio para los algoritmos de aprendizaje que regirán nuestras vidas.

(…)

NECESITAMOS (es decir, DEBEMOS, como en TENEMOS QUE) recordar que somos seres de prejuicios (o “perspectivas”, si lo prefieres) y que sólo un reconocimiento honesto de nuestros sesgos nos permitirán entender cómo funcionan en nosotros y encaminarnos a mitigar A) sus consecuencias, B) la total probabilidad de imbuirlos en nuestros artefactos y C) las implicaciones potenciales de las formas en que nuestros artefactos iterarán nuestros sesgos.

(…)”

Technoccult News: “What may be spoken now… What may be known”, por Damien Williams en su boletín de noticias (26.5.17, en inglés).

Una semana de ocultismo en letras, imágenes y sonido, 22.5.17

 

Una compilación de material que voy encontrando a lo largo de la semana que me llama la atención, me interesa o con el que me peleo y que encuentro relacionado al menos transversalmente con esta página.

 

Over the Garden Wall, por Patrick McHale para Cartoon Network (2014, original en inglés).

 

“Dave Lee fue una de las personas en la vanguardia de la magia del caos en los ochenta y noventa, tras lo que fue más allá con la respiración y el movimiento. Aquí nos presenta y enseña las técnicas base de movimientos dentro de la magia del caos utilizando el cuerpo y su poder: trance extático y acumulación de energía, respiración sanadora y, por último, una “circulación en tres receptáculos” basada en la alquimia. Durante todo esto habrá debate, participación y práctica. Para el practicante de magia que gusta de trabajar con el poder físico del sudor, la energía erótica y la respiración.”

Occult Energy in Embodied Magic, taller de Dave Lee en Treadwell’s London el 27 de mayo de 13:00 a 17:30.

 

Los Bodhisattvas de la compasión normalmente vienen portando espadas

Siempre habrá aquellos que teman sinceramente el cambio y crean que el fin de su forma de vida es el Apocalipsis final. Esta gente está equivocada y se podrían beneficiar de ser mostradas un poco de compasión, de ayudarles a entender (como he comentado anteriormente) que hay una diferencia entre temer la pérdida de tu forma de vida y temer la pérdida de tu vida PROPIAMENTE DICHA.

Pero también están aquellos que exigen respeto como una mordaza par silenciar las auténticas preocupaciones y necesidades de la gente marginada. Aquellos que no trabajan en absoluto desde la buena fe, que están usando el mismo razonamiento sobre el “respeto” para decir que se van a negar a escuchar a nadie que muestre rabia o miedo ante peligros existenciales REALES para sí mismo o aquellos que aman porque el tono de esa rabia o ese miedo no eran lo suficientemente “amable” o “respetable”. Porque aquella gente marginada han tenido la audacia de sentir rabia ante el hecho de que literalmente puedan morirse.

Y esta gente ingenua también merece compasión.

Pero las acciones compasivas que llevamos a cabo frente la ignorancia voluntaria y el odio manipulador son muy diferentes de las acciones compasivas que llevamos a cabo frente a los meros malentendidos, y hemos de ser adaptables ante ambas realidades.

Porque el Cielo está donde obtenemos exactamente lo que necesitamos en exactamente la forma que queremos, el Infierno donde obtenemos exactamente lo que queremos en exactamente la forma que lo necesitamos, y quiero que trabajemos en cómo obtener el lugar que nos da todo lo que queremos y necesitamos en todas las formas que lo queremos y necesitamos.”

Technoccult News: Neither Heaven nor Hell, and the All the Best of Both, por Damien Williams en su boletín de noticias (16.4.17, en inglés).

 

“Más adelante en la sesión se me dice que lo que consideramos demonios son “animales espirituales”, lo que confirma cosas que he canalizado anteriormente. Son seres mucho más espirituales que nosotros, hasta el punto de que su existencia es incomprensible desde nuestra perspectiva, y aún así confinados a los reinos astrales más bajos, más estructurados. En cierto modo son aún animales. También se me dice que “es 10.000 veces mejor ser un demonio que un humano”. Insisto, están más avanzados que nosotros pero aún no son dioses o ángeles, que es hacia lo que están trabajando. También se me informa de que tenemos que dejar de temerles y odiarles. Vale, lo tengo.”

Hilarious ganj-i-tation vision, por Thad McKraken en su página de Facebook (19.4.17, en inglés).

 

“(…)

Polarización

De un artículo de opinión en The Guardian:

La explicación más sencilla para los peligros vienen de un antiguo descubrimiento de las ciencias sociales llamado “polarización grupal”. Cuando personas de similar opinión se reúnen, hablan y se escuchan unos a otros habitualmente terminan con una versión más extrema de lo que pensaban antes de empezar a hablar.

Vigorizar un extremo del espectro inevitablemente llama a su opuesto. Al menos una parte es así por diseño deliberado y perverso. Pero es además un aspecto ampliamente observado de la psicología humana. Así, luchar contra los nazis lleva a un aumento en el número de nazis. Por lo tanto la cuestión se transforma no en si quieres ganar sino en cómo de rápido quieres la victoria.

Que no te atrape la polaridad. Que no es lo mismo que no hacer nada. (…)”

100 Days of Amplitude, por Gordon White en su boletín de noticias (28.4.17, en inglés).

Una semana de ocultismo en letras, imágenes y sonido, 15.5.17

 

Una compilación de material que voy encontrando a lo largo de la semana que me llama la atención, me interesa o con el que me peleo y que encuentro relacionado al menos transversalmente con esta página.

 

O-Daiko, por el grupo de percusión japonesa Kodo.

 

“Pero a lo que iba. ¿Por qué estoy en contra de venderse, o de vender algo?
Porque quien vende trata de convencer a otros de que lo que ofrece es lo que necesitan. Si no para ser felices, sí para al menos vivir mejor su vida. Y esto supone el mayor engaño de todos los tiempos. Nunca conseguiremos la felicidad así. Ni siquiera una paz, ni un verdadero y duradero bienestar. Eso no nos lo puede ofrecer nadie. Sólo puede venir de dentro, de nuestros actos, de nuestra mente, de nuestra sana relación con otros y de nuestro trabajo espiritual o personal interior. Alguien que no posea nada puede conseguir ese estado, como ha sido demostrado por conocidas personalidades en todas las culturas a lo largo de los siglos. Con lo cual no me opongo necesariamente a las posesiones materiales, aunque abogue por una sencillez y por el decrecimiento.”

Marketing de contenidos y social media: mark as spam, por Miguel Vlázquez Rovirosa en su blog Sé volar pero no me acuerdo (13.5.17).

Ritual de destierro del IAO de los cinco mundos

Un destierro es un pequeño ritual con muchas utilidades. Para qué lo uses normalmente dependerá del paradigma con el que estás trabajando o la función concreta que te interese más que cumpla.

A los rituales de destierro se les atribuye la capacidad de limpiar espacios, pedir permiso y apoyo de Dios para realizar un ritual, reunir energías (luminosas, oscuras o del tipo que corresponda) para la práctica que se va a realizar, expulsar a seres no deseados del espacio, relajarnos, centrarnos y muchas otras.

Se podría decir que cada ritual de destierro es más útil para unas cosas u otras, aunque aquí lo mejor será que ignores las indicaciones, investigues, experimentes y pruebes por ti mismo.

 

El IAO es uno de tantos destierros saqueados y simplificados por la magia del caos. De origen hermético cabalístico, en él cantamos las vocales “I”, “A” y “O” mientras visualizamos con la primera letra una columna de luz que nos recorre verticalmente, con la segunda un plano que se extiende hasta cubrir el horizonte y con la tercera una esfera que nos rodea, limpiando el lugar, afianzándonos y descargándonos como si de una toma de tierra se tratara.

 

Para esta versión del destierro que he desarrollado vamos a plantear un paradigma en el que hay dos soles opuestos, uno blanco y otro negro, un mundo intermedio entre los dos soles (el nuestro) y un mundo entre cada uno de esos soles y nosotros.

Recuerda que estamos usando la herramienta de salto de paradigma, por lo que no tienes por qué creerte nada de lo que te cuento mas que mientras realizas el destierro. De hecho te animo a no creértelo durante tu día a día, lo veo un paradigma potencialmente bastante tóxico por su aparente invitación a la dualidad, al esencialismo e idealismo y a la asunción de que hay seres invisibles que nos están controlando. Sin embargo creo que es un paradigma que resulta muy útil para la función de quitarse mierda de encima y recargar las pilas usado en ésta pequeña dosis.

Considero este destierro especialmente adecuado como ejercicio de iluminación, como recarga de energía o para descargarse de energías o sensaciones que nos tengan saturados.

 

Paso a paso
Paso 1: Concentración

De pie, cerramos los ojos y nos fijamos en el estado de nuestra mente y nuestro cuerpo. Relajamos los músculos, dejamos ir la tensión y los pensamientos y, de una manera tranquila, centramos nuestra atención en el presente. Permanecemos así unos segundos.

 

Paso 2: El mundo central

Inhalamos hasta llenar los pulmones mientras extendemos los brazos horizontalmente, palmas hacia arriba, a los lados de nuestro cuerpo.

Cantamos la letra “A” hasta vaciar los pulmones mientras imaginamos un plano de luz que sale de nosotros y se extiende hacia el horizonte.

 

Si estamos haciendo el destierro en grupo se escogerá a una persona para ayudar a que todos los participantes lo realicen de una forma coordinada y no se monte una cacofonía de ritmos diferentes. Para que todo el mundo lleve un ritmo similar quien dirige deberá anunciar el momento en que se empieza con un “inhalad”, tras lo que empezará a cantar la letra. Todos los presentes le imitan. No pasará al siguiente paso hasta que todo el mundo haya terminado de cantarla, sin apresurarse. Tras esto avisará con otro “inhalad” cuando vaya a cambiar la posición y empezar a cantar la siguiente vocal. Queremos que todo el mundo tenga la experiencia de la forma más completa posible, y para eso ayudan mucho la calma y la falta de presión.

 

Paso 3: El mundo superior

Inhalamos otra vez llenando los pulmones mientras subimos los brazos por encima de la cabeza.

Cantamos la letra “I” hasta vaciar los pulmones mientras imaginamos una columna de luz saliendo de nosotros y ascendiendo. El color de esta columna será brillante y claro. Elige el tono que más te encaje con esa energía ascendente o deja que tu imaginación le asigne uno espontáneamente.

Esta columna entrará en el mundo superior que se encuentra entre nosotros y el sol blanco. Allí viven las ideas puras, las esencias. Algunas de éstas obtienen alimento de nosotros a través de nuestra sumisión a las obligaciones, los códigos, las directrices… Mientras la columna de luz pasa por ese reino imaginamos un humo blanquecino, lechoso, saliendo de nosotros. Son los conceptos que no necesitamos, las ideas imperativas y anquilosadas que nos pesan y controlan sin nuestro consentimiento, y como las cargas que son, hacemos que se queden en el plano del que proceden.

 

Paso 4: El sol blanco

Inhalamos otra vez e imaginamos la columna de luz ascendiendo hasta el sol blanco y uniéndose con él mientras volvemos a cantar la letra “I”. De esta manera nos anclamos a sus energías.

 

Paso 5: El mundo inferior

Inhalamos bajando los brazos hasta que nuestras manos se junten debajo de nuestro ombligo y cantamos la letra “O”. Imaginamos que de nosotros y hacia abajo sale una columna de luz oscura, terrosa. Escoge el color que prefieras para simbolizar esto o, como antes, permite a tu imaginación asignarle un color espontáneamente.

Esta columna entrará en el mundo inferior, donde viven los seres del submundo. Algunos de ellos se alimentan de nuestras emociones descontroladas, especialmente del odio, el miedo, la necesidad, la falta, la tristeza, el dolor, la visceralidad… Imaginamos cómo todas estas cargas salen de nosotros en forma de un humo oscuro y oleoso, quedándose en ese mundo subterráneo y abandonándonos.

 

Paso 6: El sol negro

Volvemos a inhalar y cantar la letra “O”. Imaginamos que el rayo de energía baja hasta el sol negro, el centro de la tierra, donde se enraíza con las poderosas energías de lo telúrico, lo primigenio.

 

Paso 7: El mundo intermedio

Inhalamos y volvemos a extender los brazos horizontalmente con las palmas hacia arriba. Cantamos la letra “A” como al principio mientras imaginamos cómo las energías de ambos soles nos bañan desde arriba y desde abajo, cruzándose donde estamos y extendiéndose cada una hacia el sol contrario.

 

Paso 8: Integración

Como dice mi profesora de yoga, ahora observamos los cambios. Comparamos el estado en el que nos encontrábamos antes de empezar y el estado al terminar. Ya podemos volver a lo que estábamos, empezar nuestra práctica o darla por cerrada.

 

Pero es que tanto bicho…

Si la parte del paradigma que incluye seres externos de los que no podemos saber su existencia con seguridad te repele se puede abordar el ritual de otra forma.

En vez de imaginar que estamos devolviendo a estos seres una serie de cargas que nos han enviado y que no queremos, podemos imaginar esas cargas como emociones e ideas nuestras que nos resultan contraproducentes o molestas. Los mundos superior e inferior ya no serían el hogar de seres, sino simplemente capas intermedias esponjosas que pueden acoger nuestro exceso de emociones e ideaciones, permitiéndonos así librarnos de ellas.

 

Usando el mismo concepto a modo de meditación

Cualquiera de las dos variantes se puede usar como meditación, tanto sentados como en movimiento.

Empezamos concentrándonos en el presente, en nosotros y nuestro estado mental y emocional. Éste sería el mundo intermedio del paso 2.

A continuación tomamos una inspiración profunda y, como en el paso 4, imaginamos cómo el sol blanco nos baña con sus energías.

Espirando imaginamos el humo lechoso saliendo de nosotros como en el paso 3.

Inhalamos otra vez mientras imaginamos el sol negro del paso 6 bañándonos de fuerza y energía.

Exhalamos mientras dejamos salir de nosotros el humo negro del paso 5.

A partir de este momento cada vez que inhalemos sentiremos el poder de los dos soles llenándonos, mientras que al exhalar nos libraremos a la vez de los humos blanco y negro. Cuando he hecho esta meditación en movimiento me he llegado a sentir como una especie de locomotora de vapor avanzando por al calle.

 

Unas últimas palabras

Un aspecto importante para toda magia es la falta de expectativas. No te centres en lo que crees que deberías sentir o en lo que has sentido otras veces. Simplemente haz la práctica y mantente atento, deja que lo que tenga que ocurrir ocurra. Y ante todo disfruta.

Una semana de ocultismo en letras, imágenes y sonido, 8.5.17

 

Una compilación de material que voy encontrando a lo largo de la semana que me llama la atención, me interesa o con el que me peleo y que encuentro relacionado al menos transversalmente con esta página.

 

weekly woo

“En una mezcla de viejo y nuevo, enlaces de los reinos de lo oculto, lo paranormal, lo esotérico, lo espiritual, lo supernatural, la ciencia extraña y lo extremadamente insólito. ¡Esto es el woo woo semanal!”

The Weekly Woo – Week 18: 2017, por Tommie Kelly en su blog Adventures in Woo Woo (24 y 31.3.17, en inglés).

 

“¿Por qué nos es más fácil abrirnos a unas ideas y no a otras?

¿Por qué rechinamos los dientes cuando se nos enfrenta a pruebas que contradicen nuestras creencias?

¿Por qué no sólo ignoramos las pruebas sino que además nos plantamos y creemos aún con más fuerza en lo contrario?

¿Por qué el proporcionar más pruebas hacen menos probable que creamos en una idea?

(Me suena a algo retrógrado y jodidamente loco.)

Resulta que jodidamente loco tiene un nombre en el mundo de la neurociencia.

Se llama sesgo de confirmación y es un comportamiento psicológico bien documentado.

(…)

Tu cerebro ama la coherencia. Construye una cosmovisión de la misma manera en que nosotros construimos una casa.

Tiene cimientos, marcos, ventanas y puertas y sabe perfectamente cómo encaja todo.

Si entra una pieza nueva que no encaja la casa al completo se cae.

Tu cerebro protege la casa rechazando esa pieza.

Después construye una valla y un foso e impide la entrada a visitantes.

Por eso tenemos el sesgo de confirmación, es una estrategia biológica para proteger una cosmovisión.

Recuerda que tu cosmovisión no es una casa perfecta construida para durar eternamente.

Es un apartamento barato y con el tiempo la mayor parte se va a joder.”

You’re not going to believe what I’m about to tell you, por Matthew en su cómic digital The Oatmeal (en inglés).

 

“Todos nuestros oídos están abiertos / todos nuestros ojos están sonriendo

Recibiendo sin gracia amenazas vacías del cielo.

Como suministro de y desde estos molinos satánicos.

Un erial soñado a través de calles de niebla de prescripción.

Nada puede atenuar esto.

No hay atenuación para esto.”

 

El Beware The Sword You Cannot See de A Forest of Stars. El vídeo es de la primera pista del disco, Drawing Down the Rain (letras en inglés).

 

“El único poder que reconozco es el de llevar las riendas de mi vida. El de ganar la libertad suficiente para continuar con mis planes a pesar de todas las pegas y consejos en contra que, con toda su buena intención, me hace llegar una sociedad en la que no encajo. Y en la que me sorprende, de hecho, que un ser humano libre pueda encajar.
Autarquía por bandera, insurrección de la mente. Liberar la conciencia.

Tan sólo aspiro a eso.”

Tan sólo, por Miguel Blázquez Rovirosa en su blog Sé volar pero no me acuerdo (5.5.17).

 

Dream Machine Burroughs Gysin

 

“Técnica nº1 de Burroughs: Haz tranquilo

(…) “[Hacer tranquilo] significa simplemente hacer lo que sea que hagas de la manera más relajada que te sea posible, que es además la forma más rápida y eficiente.” (…)

Técnica nº2 de Burroughs: Control de los sueños

(…)

Técnica nº3 de Burroughs: El Cut-Up o colaje

 

(…)

El recorte es el arte literario de cortar textos e imágenes de manera aleatoria y reunirlos para formar un patrón nuevo e inesperado. Al hacerlo Burroughs sentía que podía desestabilizar el lenguaje y acercarse más a la verdad.

(…)

 

Técnica nº3 de Burroughs: La máquina de sueños

(…)

 

Aunque las máquinas de sueños son difíciles de encontrar puedes construirte una tú mismo, por muy poco dinero, que funciona igual que un modelo construido profesionalmente. De hecho Ultraculture tiene una guía para construir una máquina de sueños aquí mismo.

Técnica nº3 de Burroughs: Amulación de orgón

(…)

Al igual que la máquina de sueños, se puede construir acumuladores de orgón de forma sencilla, barata y rápida de manera que puedas probar por ti mismo la tecnología de Reich. ¡Ultraculture tiene una aquí una guía para hacer una manta acumuladora de orgón!

Técnica nº6 de Burroughs: Atención total a la descentralización del control

(…)

 

Técnica nº7: Magia del caos

(…)”

(Aquí es donde el autor vende su curso ofreciendo una muestra gratuita. No es desdeñable, pero también puedes hacerlo por tu cuenta.)

 

William S. Burroughs’ 7 Occult Techniques for Smashing Reality, por Jason Luov en Ultraculture (11.4.17, en inglés).