Una semana de ocultismo en letras, imágenes y sonido, 25/6/18

Creación sencilla de sigilos: una guía práctica

“Uno de los mensajes que recibo más habitualmente es algo así: ‘¿Cuál es tu proceso para hacer sigilos? No puede ser tan sencillo como combinar letras, así que ¿cuál es el secreto?’

La verdad es que no hay secreto. Hacer sigilos realmente muy sencillo. Cualquiera puede hacerlo. Incluso para un completo novato el proceso no tiene por qué ocupar más que la pausa del café. Aunque hay muchos, muchos métodos para crear sigilos (cuadrados mágicos, dibujo automático, superposición de cuadrículas…) el método no es que importe mucho.

(…)

Como puedes aquí ver he usado el método más básico para crear sigilos. He escrito el texto y he separado las consonantes de la frase. Aunque hay una tradición ‘ocultista’ tras este método no me quedaría con que es la forma ‘correcta’ de hacer un sigilo. No es mejor que ningún otro método, es simplemente más sencilla de explicar.

Este primer paso pretende abstraer las palabras coherentes en un conjunto de letras menos coherentes. Las palabras dejan de tener sentido pero el símbolo tras la intención del sigilo se mantiene. Para hacerlo sencillo (y acelerar el siguiente paso) ordeno las letras en una cuadrícula.

El siguiente paso es abstraer aún más las letras que quedan. Aquí simplemente he empezado a combinar los elementos de las letras. Generalmente empiezo eligiendo dos letras de la cuadrícula de consonantes y combino líneas, curvas, puntos y otras partes de esas letras.

(…)

A partir de aquí suelo jugar con unas cuantas ideas, combinando los elementos de los símbolos sobre la marcha. A veces las ideas vienen solas (…), pero a veces me puede llevar páginas y páginas de bocetos conseguir el que me gusta. (…)

Una vez que he conseguido un diseño que me guste es el momento de empezar con el diseño final. Como en cualquier otra fase del proceso no hay una forma ‘correcta’ de hacerlo. (…)

Como puedes ver hacer sigilos no tiene mucho misterio. Ni debería tenerlo. Los sigilos tratan de centrar la intención, e incluso unos cuantos garabatos en una libreta pueden convertirse en un perfecto sigilo si están apoyados por la intención correcta. (…)”

Simple Sigil Creation: A How-To Guide, por Sigils Daily en su blog (11.8.17, en inglés).

 

Creación y activación (de sigilos)

“(…) Aunque hay muchas, muchas variaciones de los rituales para crear y activar un sigilo a continuación presentamos la versión más adecuada para principiantes.

(…)

Creación básica de sigilos

Un sigilo es un símbolo. En este contexto es un símbolo que representa un objetivo, deseo o ambición específicos que te gustaría traer a tu vida. Aunque un sigilo es una herramienta poderosa es importante entender que no hay nada inherentemente sobrenatural al respecto. Simplemente dan forma concreta a una idea y nos ayudan a concentrar todo el poder de la mente inconsciente para que haga de la idea una realidad.

(…)

Paso 1: Genera un ambiente silencioso y sin distracciones. (…) La magia del caos consiste en llevar un deseo o una intención un paso más cerca de ser realidad, y cuanto menos distraídos estemos a la hora de crear y activar el sigilo mejores resultados habrá. (…)

Opcional: Crea un área de concentración. Uno de los motivos prácticos para las cosas como los ‘círculos de protección’ que se ven en la ficción ocultista popular tiene poco que ver con nada sobrenatural. Se trata de crear un área física todo lo que hay a tu alrededor refuerce el ritual. Crear un círculo a tu alrededor compuesto de cosas que te resultan importantes o que tiene una fuerte relación con el sigilo que vas a crear ayuda a mantener la mente centrada durante el proceso de creación. En la misma línea, apagar las luces y trabajar a la luz de unas pocas velas ayuda a mantener en las sombras las distracciones de día a día por al menos la duración del ritual. Algunas personas encuentra de ayuda para la concentración cierta música, mientras que otras encuentran que les distrae demasiado. Mientras te sirva para mantenerte concentrado los detalles no importan.

Paso 2: Silencia tu mente. (…) No necesitas meditar o entrar en trance. Simplemente necesitas cerrar los ojos y hacer una docena de respiraciones profundas. Vacía tu mente de pensamientos durante un momento. Una vez hayas terminado deberías se capaz de poner más atención en la tarea.

Paso 3: Escribe tu objetivo o deseo en una sola frase. Sé claro, sucinto y específico. (…)

Paso 4: Tacha las vocales. (…)

Paso 5: Vuelve a escribir agrupadas las letras que quedan. (…) Una forma sencilla de hacerlo es escribirlas en círculo o en cuadrícula (…).

(…)

Paso 6: Reordena las letras hasta que obtengas un nuevo símbolo. Esto es parte de la diversión y no hay forma correcta o incorrecta de hacerlo. Juega con las formas hasta que obtengas un símbolo que, para ti, tenga la forma adecuada. Combina las líneas de unas letras y las curvas de otras, coloca unas letras encima de otras, elimina las letras que no encajen, haz nuevas formas. No le des demasiadas vueltas. Tienes un montón de papel, así que aboceta hasta que hagas algo que te guste. Cuando tengas el símbolo correcto lo sabrás.

Opcional: Activa inmediatamente el sigilo. (…) Algunas personas prefieren activar el sigilo inmediatamente, otras prefieren dejar que el significado del sigilo se asiente. Los rituales de activación son bastante simples pero requieren de su propia preparación de dedicar algo más de tiempo. El sigilo va a funcionar igual, así que tú mismo.

Paso 7: Felicítate y vuelve al mundo. (…) Aunque no lo hayas visto has hecho un acto mágico. Respira hondo. Observa el sigilo que has creado. Es una obra de arte única que contiene forma y significado. Existe porque la has investido con tu intención y ha sido traída al mundo con tus manos. nadie más en el mundo sabe qué significa este símbolo. Es poderoso y es absolutamente tuyo. (…) lentamente regresa al mundo, observando cualquier diferencia en tu percepción de tu alrededor y de ti mismo.

Adicional: Una vez que le has cogido el truco a hacer sigilos puedes simplificar el proceso. las instrucciones anteriores son para primerizos. Una vez que has aprendido los pasos básicos seguramente te darás cuenta de que no necesitas el trabajo preparatorio. Serás capaz de entrar en un estado mental perfecto para hacer sigilos prácticamente en cualquier lugar, incluso en medio de una cafetería abarrotada. (…)

Activación de sigilos básica

Cuando creas un sigilo lo estás invistiendo de importancia emocional. Cuando oigas a practicantes de magia hablando sobre la ‘energía’ de un sigilo, ritual o hechizo normalmente se referirán a esta inversión emocional. Sin embargo para que un sigilo sea efectivo se requiere más que la energía invertida en su creación. Necesita ser ‘activado’.

En el proceso de creación has acumulado una cantidad sustancial de tensión psicológica, emocional y creativa alrededor del símbolo. Para que el sigilo (y tu inconsciente) haga su trabajo tienes que liberar esa tensión. A esto se le llama ‘activar’ el sigilo, aunque a veces verás que se le llama también ‘consagrar’, ‘cargar’ o ‘descargar’. Hay tantos métodos para activar un sigilo como hay practicantes de magia sigilada, pero todos ellos tienen en común el tema de la acumulación y liberación.

(…)

Paso 1: Genera un espacio silencioso y sin distracciones. (…)

Opcional: Crea un área de concentración. (…)

Paso 2: Silencia tu mente. (…)

Paso 3: Enciende una vela y ten a mano el cuenco. Cuando entres en la siguiente fase de la activación te vendrá bien tener la vela encendida y el cuenco ignífugo cerca. Asegúrate de retirar cualquier cosa inflamable de la zona.

Paso 4: ‘Invoca’ el sigilo. (…) Si ya tienes el sigilo que has creado en la mano (si lo acabas de crear, por ejemplo) ya lo has ‘invocado’. Si no simplemente tendrás que dibujarlo otra vez en un trozo de papel. (…) No te preocupes de si eres un gran artista o no, lo importante es la intención tras el sigilo, no el ser un perfecto calígrafo. Mientras lo veas bien, funcionará bien. También puedes dibujar un sigilo preexistente, lo que es una perfecta forma de activar un sigilo que no hayas creado tú (…). El acto de redibujar el sigilo ayuda a traer toda la inversión emocional (la ‘energía’) de tu inconsciente a tu mente consciente.

Paso 5: Céntrate en lo que el sigilo representa. Mira el símbolo que has creado y recuerda por qué lo querías. Mira las formas y ángulos. ¿Te habla de tu objetivo, deseo o ambición? Ahora que has identificado qué es lo que quieres ¿estás preparado para liberar esa ‘energía’ (así como la tensión psicológica, creativa y emocional que representa) y dejar que la magia haga su trabajo? Escucha tus emociones. Siempre cabe la posibilidad de que lo que realmente quieres no esté en lo que el sigilo representa, en cuyo caso no tiene mucho sentido activarlo. (Si pasa eso usa lo aprendido y repite el proceso de creación del sigilo para hacer uno nuevo. No debería llevarte más que un momento y loo puedes hacer en el momento.) Una vez que sientas que todo está correcto ve al siguiente paso.

Paso 6: ‘Descarga’ el sigilo. Hay muchas formas de ‘descargar’ la inversión emocional del sigilo, y en este caso simplemente vas a quemar el papel en que lo has dibujado. Préndelo por un extremo y colócalo cuidadosamente en el cuenco (…). Obsérvalo arder e imagina que que toda la inversión emocional que has hecho en el sigilo, así como la idea que representa, se transform en una forma nueva hecha de fuerzas universales de luz y calor. Imagina la luz y el calor radiando sobre este momento, sobre tu pasado y tu futuro. Imagina el brillo de la pequeña luz del sigilo extendiéndose por toda tu vida. Obsérvalo hasta que se apague la llama.

Nota: No te preocupes si la llama se apaga accidentalmente durante este proceso. Eso no quiere decir que la activación del sigilo haya fallado ni nada sobrenatural. Algunos papeles arden mejor que otros. Simplemente vuelve a encender lo que queda del papel. El poder de este paso viene de la intención de liberar la tensión tras el sigilo, no de si un trozo de pulpa de madera prende o no.

Paso 7: Déjalo ir. Una vez la llama del papel del sigilo se ha apagado el sigilo se ha descargado. (…) El proceso ha empezado y no necesita tu atención. Olvida el sigilo y lo que representa. Funcionará igual, aunque no vuelvas a pensar en ello. Esto no significa que debas esquivar el sigilo o cosas así. ¡Es una pieza artística y la has hecho tú! Pero ahora que se ha descargado piensa en ello como en algo similar a un souvenir.

Respira hondo y felicítate. ¡Has hecho magia! Si sientes la necesidad de reírte ante el absurdo de la idea, hazlo. Pon un poco de música o algo así, cambia de estado mental. Es hora de volver al mundo. Seguramente te sentirás algo más ligero y puede que percibas el mundo a tu alrededor de forma un poco diferente. Es normal, disfruta de la sensación.

Adicional: Comprado el billete disfruta el viaje. Los siguientes días verás pequeñas cosas que te recordarán al sigilo que activaste. No las rechaces. No las desestimes aunque parezcan pequeñas. Es el proceso empezando a trabajar, paso a paso, para traer tu intención a la realidad. Cuanto más abierto estés a estos cambios más rápido actuarán.

Sin embargo es importante apuntar que tus decisiones juegan un papel enorme en cuán efectivo será el sigilo. Si el sigilo trata sobre conocer a una nueva pareja sentimental, por ejemplo, estaría bien que te plantearas el ir a algún lugar en el que esto pueda ocurrir. Permanecer en casa con las cortinas echadas, las luces apagadas y sin responder a la puerta es trabajar activamente en contra de lo que quieres. No esperes que el sigilo haga todo el trabajo por ti. Ya has comprado el billete, ahora tienes que dar el siguiente paso y hacer el viaje.

Si no tienes muy claro todo el asunto esto de ‘la magia y esas cosas’ empieza con algo pequeño e irrelevante. De hecho una buena forma de probar la efectividad de la magia sigilada es crear y activar un sigilo que sea a la vez bastante improbable y totalmente irrelevante. ‘Me encontraré a un hombre alegre con un sombrero de pelo’, por ejemplo, o ‘escucharé a alguien canturrear Thriller de Michael Jackson’. Te sorprenderá muy pronto lo poderosos que los sigilos pueden ser.

Otros rituales

(…)

El ritual del fuego

El ritual descrito anteriormente. Hay incontables variantes, pero todas son bastante similares.

El ritual de la pasión

Con diferencia la forma más sencilla de activar un sigilo, aunque no es del gusto de todos. Funciona centrando el intenso poder de la energía sexual y el orgasmo en el sigilo para activarlo. Se hace habitualmente buscando un momento, creando el ambiente adecuado, excitándose lo máximo posible y o bien teniendo sexo con un compañero de intereses similares o masturbándose. A medida que se acerca el clímax visualiza en tu mente el sigilo y lo que representa. El orgasmo proporciona tanto la energía como la liberación necesarias para la activación.

El ritual del vacío

Esta técnica se apoya en crear un estado meditativo de trance conseguido a través de la intensa contemplación de un espejo. Requiere de más tiempo que la mayor parte de rituales y ayuda mucho estar familiarizado con la meditación y las técnicas de respiración. Implica sentarte delante de un espejo grande y mirar atentamente al reflejo de tus ojos. Tras unos minutos de concentración intensa el mundo periférico empezará a verse distorsionado y pronto se empezará a desarrollar una especie de estado de ausencia de pensamientos. (…) Una vez en ese estado rompe el contacto visual con tu reflejo y libera el sigilo y su ‘energía’ en esa vaciedad silenciosa.

El ritual de la ‘postura de la muerte’

Esta técnica de activación tiene la misma función básica que el ritual del vacío, aunque utilizando un método diferente para llegar al mismo punto. Utiliza la dramáticamente bautizada como ‘postura de la muerte’ (popularizada por el influyente artista y ocultista Austin Osman Spare) para alcanzar un estado de ‘iluminación’ o ‘gnosis’ a través del agotamiento físico. La postura original requiere estar de puntillas con los brazos firmemente cruzados a la espalda, la espalda totalmente arqueada y el cuello tenso, pensar en estar siendo colgado del cuello y con dificultad para respirar. Por suerte no es necesario hacer esto, cualquier postura de yoga lo suficientemente intensa servirá. Una vez alcances un estado alterado de conciencia a raíz del estrés, concéntrate intensamente en el sigilo y lo que representa, liberando toda la energía y el estrés que has acumulado. Inmediatamente después relaja la postura y libera la tensión física.”

Creation & Activation, por Sigils Daily en su blog (en inglés).

Anuncios

Publicado por

Ago

Un artista interesado en ese lugar en que arte y mística se encuentran. An Artist interested in that point where philosophy, mystics and reality collide.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s